site stats
Glamaris Santiago

Testimonio Personal

La primera vez que escuche del Señor fue a la edad de 7-8 años. Atreves de una señora la cual se dedicaba cada Sábado a buscar niños a los alrededores de la barriada en donde yo vivía para llevarnos a la Iglesia. A pesar de mi corta edad el señor me comenzó a hablar y a dirigir mis pasos. A la edad de 10 años el señor se dirige a mi diciéndome que yo sería el instrumento el cual utilizaría para atraer a mi familia a Él. Yo en esos momento no pude entender esas palabras y mucho menos en las condiciones de vida en la cuales yo me encontraba viviendo. Al igual que más del 50% de la población americana, yo vivía en un hogar disfuncional, donde mi padre era usuario de drogas y alcohol. A causa de su problema de adicción, los golpes y maltratos eran el pan de cada día, situación la cual me llevo a la temprana edad de 11 años a una profunda deprecio la cual me llevo al intento de suicidio y a varias hospitalizaciones en diferentes hospitales psiquiátricos. A la edad de 13 años yo permanecía asistiendo a la iglesia. Cuando me toco enfrentar un nuevo golpe en mi vida el cual marco grandes cicatrice. A pasar de todo lo que ocurría a mí alrededor, en el cual yo me preguntaba. ¿En donde estaba Dios? Conocí a una señora, la cual amaba al señor. Ella me llevo a vivir en su casa. Durante ese tiempo Dios continúo trabajando de una manera especial en mi vida, mostrándome la importancia del perdón, y de esa manera entender que El había pagado un precio muy alto, su vida, por cada alma sea justa o pecadora, y cada uno de nosotros tenemos un gran valor para El.