site stats
Jose Hernandez

Testimonio Personal

Crecí en un hogar cristiano en donde se me inculcaron los principios bíblicos y las enseñanzas que todo cristiano necesita para poder vivir una vida que agrade a Dios. Recuerdo como mis padres fueron fieles en llevarme todos los días de servicio al templo. Crecí pensando que era un cristiano, solamente por el hecho de haber sido criado en esa forma. Sin embargo cuando tenía catorce años, mi padre murió y para mí eso me afecto mucho, ya que de alguna manera el era el modelo que teníamos para ser fieles al Señor. Era una etapa difícil en mi vida, era solamente un adolecente y estaba pasando por muchos cambios en mi vida, tanto físicos, como emocionales y aun espirituales.

En ese tiempo me aleje de Dios y de la iglesia y empecé a malgastar mi vida en cosas que eventualmente no trajeron ningún beneficio a mi vida. Viví esa vida por 4 años, juntándome con gente que no era una buena influencia para mi vida. Recuerdo que ese tiempo de mi vida, como si fuera ayer. Una vida siempre triste, vacía y sin esperanza. Aunque a veces estaba con mis “amigos” y parecía que había mucha alegría, sin embargo dentro de mí ser yo sabía que había algo que me faltaba. Continuamente venían a mi memoria aquellas enseñanzas bíblicas que había aprendido cuando era niño.

Y fue entonces que un buen día, decidí ir a la iglesia en la cual había crecido. Recuerdo que desde que llegue sentí algo diferente en mi vida. Esa noche el pastor predico y el mensaje que dio me hablaba totalmente a mí. Cuando hizo el llamado, pase al frente y no pare de ese lugar hasta que supe que Jesús me había perdonado. Desde ese día mi vida volvió a ser la misma, El transformo mi vida y soy feliz porque él vive en mi, y ahora tengo la seguridad que el día que muera, iré a vivir con él para siempre. El cambio mi vida y puede ¡cambiar tu vida también! ¡Dios te bendiga!...